21 de enero de 2021

Era de Joe Biden y Kamala Harris empezó en EE. UU. con un llamado a la unidad y a la renovación

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Con la mano izquierda sobre una Biblia familiar, Joe Biden, de 78 años, prestó ayer al mediodía juramento ante el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, comprometiéndose a “preservar, proteger y defender la Constitución” de Estados Unidos y se convirtió en el 46.º presidente de la nación norteamericana.

“Hoy es un día de historia y de esperanza”, dijo Biden en su discurso inaugural en el que hizo un llamado a la ‘unidad’ de la nación y prometió ser el presidente de todos los estadounidenses.

“Celebramos el triunfo de una causa, la causa de la democracia. Es frágil, preciosa. La democracia ha prevalecido”, aseveró el nuevo mandatario y agregó que fue un día histórico y de esperanza, de renovación y resolución”.

El presidente Joe Biden juró su cargo junto a su esposa, Jill, y sus hijos sobre la misma Biblia que ha utilizado con ese fin durante toda su carrera política, que inició en 1972. AFP

Su juramento puso fin a los turbulentos cuatro años de presidencia de Donald Trump, quien se convirtió en el primer mandatario saliente en 152 años que no asiste a la investidura de su sucesor y, para cuando Biden juró el cargo, ya estaba en Florida.

Seré el presidente de todos los estadounidenses. Lucharé tan duro por los que no me apoyaron como por los que lo hicieron, Joe Biden, Presidente 46° de EE. UU.

 

El primer discurso de Biden fue optimista, aunque realista respecto de los retos que enfrenta el país, inmerso en lo que describió como “un frente unido de crisis y desafíos”.

“La unidad es el camino a seguir”, subrayó, al asegurar que sin ella “no hay paz, solo amargura y furia”.

El nuevo presidente pidió terminar con lo que definió como una “guerra no civil” entre demócratas y republicanos, y prometió trabajar tan duro por los que no le apoyaron en las elecciones del 3 de noviembre como por los que lo hicieron.

Además, pidió “defender la verdad y derrotar las mentiras” y llamó a confrontar el “extremismo político, el supremacismo blanco y el terrorismo doméstico” de quienes asaltaron el Capitolio el 6 de enero.

“Estados Unidos ha sido puesta a prueba y saldremos más fuertes”, pronosticó.

“Repararemos nuestras alianzas y nos implicaremos con el mundo de nuevo, no para encarar los desafíos de ayer sino los retos de hoy y mañana”, fue su mensaje transmitido por televisión.

Al final de su discurso, que duró 21 minutos, el nuevo mandatario se refirió al hecho histórico de la llegada a la Casa Blanca de la primera mujer en la historia, la ahora vicepresidenta Kamala Harris, y recalcó: “Que no me digan que las cosas no pueden cambiar”.

Poco antes, Harris también juró su cargo con la ayuda de la jueza Sonia Sotomayor, la primera magistrada latina del Tribunal Supremo federal.

La vicepresidenta Kamala Harris juramentó su cargo antes que Joe Biden.EFE

A la ceremonia, que comenzó con la caída de algunos copos de nieve, solo un millar de personas asistieron, frente a las 200.000 habituales, debido al COVID-19 y por seguridad.

La mayoría de los invitados a la ceremonia eran legisladores estadounidenses, aunque también estaban los expresidentes Barack Obama (2009-2017), George W. Bush (2001-2009) y Bill Clinton (1993-2001), junto con sus respectivas esposas, Michelle Obama, Laura Bush y Hillary Clinton.

El ya exvicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, asistió también a la ceremonia con su esposa, Karen, para luego viajar a Indiana.

La ceremonia contó con 25.000 militares de la Guardia Nacional, el mayor despliegue en este tipo de eventos, y contrastó con otras investiduras por la ausencia de público en el National Mall, donde se colocaron más de 191.000 banderas estadounidenses.

En la ceremonia la cantante Lady Gaga interpretó el himno nacional y Jennifer López entonó This Land Is Your Land (Esta tierra es tu tierra) considerada himno patriótico.

Mandatarios felicitaron a Joe Biden

El Gobierno de México deseó ayer “éxitos” al nuevo presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, y auguró una “muy buena relación” con su Administración, que estará marcada por el “respeto mutuo” y la “esperanza”.

El mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, deseó en su conferencia de prensa diaria que a Biden “le vaya muy bien en su gestión” y auguró que “va a ser muy buena la relación” con el nuevo presidente vecino.

El papa Francisco también animó al posesionado presidente estadounidense a favorecer “la reconciliación y la paz” en Estados Unidos y entre los pueblos.

Otro mandatario que extendió sus felicitaciones a Biden fue el español Pedro Sánchez, quien transmitió su apoyo y opinó que el resultado de las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos es una de las pocas buenas noticias de 2020, porque cree que la victoria de Biden ha supuesto el triunfo de la democracia.

El primer ministro británico, Boris Johnson, manifestó también ayer su felicitación a Biden, así como a su vicepresidenta, Kamala Harris, por su investidura, a la que calificó de “histórica” y expresó su deseo de trabajar con el mandatario.
“El liderazgo de Estados Unidos es vital en cuestiones que nos afectan a todos, desde el cambio climático al covid”, afirmó el premier británico a través de Twitter.

Rusia declaró también que esperaba un trabajo “más constructivo” con el gobierno de Biden para prolongar el tratado de desarme New Start, que expira el 5 de febrero, y que las relaciones se rijan con base en principios de igualdad e intereses comunes.

Mandatarios de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, Perú y otros países latinoamericanos también felicitaron al nuevo presidente.

Trump dejó la Casa Blanca con promesa de regresar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, partió ayer de Washington, tres horas antes de la toma de posesión de su sucesor, Joe Biden, diciendo que los últimos cuatro años fueron “increíbles” y prometiendo regresar “de alguna forma”.

“Solo quiero decir adiós, pero espero que no sea un adiós a largo plazo”, dijo Trump en declaraciones a periodistas en la Casa Blanca antes de que él y su esposa, Melania Trump, caminaran por una alfombra roja y abordaran el Marine One para el corto viaje en helicóptero a la Base Conjunta Andrews, en las afueras de la capital federal.

“Han sido cuatro años increíbles”, dijo Trump a asistentes, simpatizantes y miembros de su familia reunidos en la base Andrews.

Donald Trump enfrentará un juicio político por su papel en el asalto al Capitolio. AFP

“Volveremos de alguna forma”, aseguró Trump, de 74 años, que ha insinuado que se presentará nuevamente a la Presidencia en 2024. Pero enfrenta un juicio en el Senado por su papel en el asalto al Capitolio del 6 de enero por parte de sus partidarios, lo que podría inhabilitarlo para ocupar un cargo en el futuro.

En la última noche en la Casa Blanca, Trump anunció 73 indultos presidenciales, incluyendo uno para su antiguo consejero Steve Bannon, acusado de haber desfalcado fondos destinados a construir el muro en la frontera con México.

En un gesto de última hora, Trump anunció un estatuto de amparo contra la deportación de venezolanos, después de que Biden trazara las líneas de lo que será una ambiciosa reforma migratoria que necesita el aval del Congreso. (I)

Fuente:

Shape
Shape

explora más noticias