4 de marzo de 2021

Redes sociales: ¿censura por convicción o negocio?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

A dos meses desde que empezó el año, Internet y sus compañías están demostrando con fuerza su poder. Un poder que, incluso, sobrepasa al de los estados.

Desde hace ya un tiempo, el día a día de las personas, incluyendo sus datos personales y privacidad, dependen de las redes sociales. Pero lo preocupante llega cuando son estas mismas las que deciden quién pueden hablar y quién no. ¿Qué pasará cuando censuren a personajes que usted apoya o a los que luchan por causas justas?

Como una película, el 2021 comenzó con un hecho histórico: la toma del capitolio en Washington incentivada por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Plataformas como Twitter, Instagram y Facebook decidieron unánimamente bloquear el perfil del político para que no tuviera canales de comunicación con sus simpatizantes.

Donald Trump
Aunque para algunos la actitud de Trump ha sido criticable, muchos se preguntan si el cierre de sus redes sociales no es un atentado contra la libertad de expresión.AFP

Al principio, este fue motivo de celebración para sus detractores. Sin embargo estas acciones, por muy heroicas que lucieran en primera instancia, abre el debate sobre lo que significa que las redes sociales tengan silenciar a un presidente por voluntad propia.

Se dijo primero que había sido una “mala jugada de los algoritmos”, pero después Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, hizo oficial el bloqueo que sería indefinido hasta que “la transición pacífica de poderes acabe”.

Lo extraño es que el discurso de Trump fue siempre el mismo y solo fue hasta finales de su mandato cuando se tomó la decisión de callarlo. Twitter fue la única aplicación que ya lo había hecho desde antes, no así Facebook puesto que se regía siempre con el discurso de que la gente debía tener acceso a todo tipo de discurso político, aun cuando había sido acusado de promover contenido extremista.

Australia aprueba una ley para que Google y Facebook paguen por las noticias

Hoy por hoy, las figuras del entretenimiento no se guardan nada y están ahí para compartir su punto de vista ante cualquier situación sociopolítica. En el caso que planteamos (Trump) muchos de ellos lo vieron como una victoria. El actor Mark Ruffalo posteó: “Gracias Twitter y al equipo #BanTrumpSaveDemocracy #RemoveTrumpNow” y Stepen King escribió: “Me hace orgulloso ser un ‘tweeterhead’ (cabeza de Twitter)”, siguiendo la misma línea.

Irónicamente, empleados de esas compañías no tardaron en mostrar su preocupación ante lo que hizo Zuckerberg. La cuestión aquí no se centra en el bloqueo a Trump específicamente, sino que estas plataformas son las que deciden cuándo silenciar a una personaje de alta relevancia para el mundo. ¿Lo hacen por negocio o compromiso con la ciudadanía?

  • Famosos silenciados por temas de interés común

 

Patricia Navidad. La actriz mexicana se suma a la lista de figuras públicas que no apoyan la vacuna contra la COVID-19 y tras compartir información falsa, la red del pajarito no dudó en desactivar su cuenta de manera definitiva. Ante eso, Navidad saltó a otra red social a descargarse y publicó en Instagram: “La censura viene fuerte y en contra de todos los que no obedezcan o traten de pensar por sí mismos”. Como era de esperarse, recibió muchos comentarios en contra y a favor, y ella demostró que no se quedará callada.

Miguel Bosé. El cantante español lleva ya más de cinco meses sin ningún perfil activo en las tres redes sociales más populares: Facebook, Instagram y Twitter, después de que se lo haya acusado de también divulgar información falsa sobre la situación sanitaria que vive el mundo. Aunque tuvo varias advertencias, al final las plataformas decidieron eliminarlas de forma permanente. Miguel Bosé había declarado que las vacunas contra la COVID-19 llevan mercurio y un chip en su interior.

twitter_1_1599047658

Twitter suspende permanentemente la cuenta de Donald Trump

Leer más

Madonna. La reina del pop es otra que, aunque no eliminaron su cuenta, sacaron de su perfil un video en el que hablaba del tema vacunas contra la COVID-19. Ella hacía énfasis en que existía una vacuna escondida que las personas no querían que sea descubierta.

Y otros por temas más banales

Instagram tiene muy controlado el contenido que los usuarios suben a la plataforma, sobre todo el que tiene que ver con desnudos femeninos pues asegura violenta las normas del bien común. Aún así, cada que les provoca, una que otra famosa sube una fotografía en la que se le ve más de la cuenta alguna parte de su cuerpo, sabiendo que esta en una horas desaparecerá.

Fuente: https://www.expreso.ec/ocio/redes-sociales-censura-conviccion-neg-99449.html

 

Shape
Shape

explora más noticias