11 de julio de 2018

Rescate en Tailandia: cómo los niños lograron sobrevivir tantos días en la oscuridad de la cueva

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Los niños dentro de la cueva sobrevivieron a condiciones muy difíciles. Ahora se recuperan en el hospital, aunque se encuentran en buen estado de salud.

Agua que goteaba de las paredes, comida para una fiesta de cumpleaños y meditación. Estos tres elementos fueron fundamentales para mantener a los 12 niños y su entrenador de fútbol con vida en la cueva tailandesa en la que quedaron atrapados hasta que los buzos llegaron hasta ellos.

Su dura experiencia captó la atención del mundo, mientras los buzos los sacaban uno a uno de la cueva inundada Tham Luang. Pasaron más de dos semanas bajo tierra. Pero antes de ser encontrados, pasaron nueve días en la oscuridad sin saber que se estaba llevando a cabo un gran operativo para dar con ellos.

Comida y agua
El equipo fue a la cueva para celebrar el cumpleaños de uno de los niños. Peerapat Sompiangjai cumplió 17 años el 23 de junio, el día que el grupo quedó atrapado en la gruta. Los otros niños se juntaron para comprar refrigerios, y se cree que fue esta comida la que les ayudó a mantenerse con vida tras quedar atrapados en las cuevas.

Vista aérea de la cueva.

Se reportó que el entrenador, Ekapol Chantawong, rechazó recibir esa comida para hubiera más para los niños. El joven era el más débil cuando, finalmente, los buzos los encontraron el 2 de julio. Una vez hallados, los rescatistas le dieron alimentos de fácil digestión y ricos en vitaminas y minerales bajo supervisión de un doctor, según el jefe de las fuerzas especiales de la Marina tailandesa, Arpakorn Yuukongkaew.

Pero hasta entonces, esa comida de cumpleaños era lo único que tenían para comer. Sorprendentemente, los doctores que los están atendiendo en el hospital dijeron que están bien de salud.

«Están en buenas condiciones y no están estresados», dijo Thongchai Lertwilairattanapong, inspector del departamento de salud tailandés. «La mayoría de los chicos perdió alrededor de dos kilos».

Aire
Aunque los muchachos quedaron atrapados en las profundidades de la tierra, el aire no fue inicialmente una preocupación.

«La mayoría de las cuevas respiran naturalmente», explicó Anmar Mirza, coordinador nacional de la Comisión Nacional de Rescate en Cuevas de Estados Unidos. «El aire puede entrar y salir donde las personas no pueden».

Sin embargo, a medida que pasaban los días, los niveles de oxígeno caían aproximadamente un 15% en la zona donde estaba el equipo. El nivel habitual es del 21%. El exbuzo de la marina tailandesa Saman Gunan murió mientras ayudaba a trasladar tanques de oxígeno para los niños.

 

Fuente: BBC

 

Shape
Shape

explora más noticias