12 de marzo de 2021

CNE busca ‘darle fuerza’ al debate presidencial para la segunda vuelta electoral

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Hacer “un verdadero debate” es la meta que se ha impuesto el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la organización del encuentro político del 21 de marzo, cuando los dos candidatos presidenciales enfrentarán sus propuestas de gobierno frente a los comicios de la segunda vuelta del 11 de abril.

El Consejo está alistando los detalles de este evento que se realizará en Guayaquil, para lo que se contrató a la cadena televisiva TC Televisión, que tendrá a su cargo la logística y que será la matriz de la cadena nacional por la cual se hará la transmisión para los medios de comunicación.

A $ 180.000 asciende el costo de los debates presidenciales

Este debate tiene el carácter de obligatorio, pues está contemplado en el artículo 202.2 del Código de la Democracia, en el que se señala que se deberán realizar tanto para la primera vuelta como para la segunda. Y se debe realizar tres semanas antes del día señalado para cada elección.

En ese propósito, ayer, el pleno del Consejo aprobó la integración del Comité de Debates, que se encargará de proponer a los consejeros la modalidad y los moderadores, y también elaborará las preguntas para los presidenciables.

Los actores elegidos son Andrés Checa, un académico en relaciones internacionales; Caterina Costa von Buchwald, abogada y que es parte del grupo industrial Poligrup; Valeria Coronel, catedrática de la Flacso; María Paz Jervis, abogada y catedrática de la Universidad Internacional SEK; Paúl Palacios Martínez, graduado en Administración de empresas, laboró en grupos empresariales y es presidente de la firma Palacios-Martínez.

Según se conoció, cada consejero postuló a estos ciudadanos, tomando como base su experiencia laboral, sus estudios y cualidades como la ‘ecuanimidad e imparcialidad’.

El consejero José Cabrera explicó que “la forma se va a modificar” y estas definiciones se anunciarán el fin de semana.

Informó también que está previsto que tenga una duración de una hora y treinta y cinco minutos.

“Estamos trabajando en que sea un verdadero debate, y no solo una exposición de ideas. Que sea un debate ideológico, que es lo que la ciudadanía espera. El formato va a ser diferente entre los dos finalistas”, precisó, aunque no adelantó más detalles.

Los consejeros reconocieron que los encuentros que se efectuaron el 16 y 17 de enero pasado, en los que participaron los 16 candidatos presidenciales que corrieron en los comicios del 7 de febrero, fueron una exposición “de declaraciones”.

Por ello, según la presidenta del Consejo, Diana Atamaint, el pleno está realizando ajustes al manual que se emitió para la primera vuelta del 7 de febrero.

“Los técnicos están trabajando en los ajustes a este manual que va a ser socializado a los candidatos y organizaciones políticas, y el objetivo es darle fuerza al debate como es el pedido de la ciudadanía para que no quede solo en el planteamiento de propuestas y de ideas como ocurrió en la primera ocasión”, comentó Atamaint.

Para esa ocasión se elaboraron 64 preguntas que respondieron los candidatos, y como moderadores participaron los periodistas Ruth del Salto y Andrés Jungbluth.

Restan nueve días para que se realice esta controversia, y el CNE espera que para esa fecha el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) haya resuelto el recurso subjetivo contencioso que presentó el candidato presidencial de Pachakutik (PK) Yaku Pérez Guartambel, quien sospecha que hubo un “fraude electoral” que afectó su votación.

Él pide a los jueces que hagan un recuento de votos en 28.000 actas de escrutinio para demostrar su reclamo en contra de los resultados numéricos de la elección de binomio presidencial.

Mientras, de acuerdo con el escrutinio nacional proclamado por el Consejo el 21 de febrero pasado, los candidatos que “pasan” al balotaje del 11 de abril son Andrés Arauz, auspiciado por la alianza Unión por la Esperanza (UNES), y Guillermo Lasso, de la alianza CREO-PSC. (I)

Fuente:

Hacer “un verdadero debate” es la meta que se ha impuesto el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la organización del encuentro político del 21 de marzo, cuando los dos candidatos presidenciales enfrentarán sus propuestas de gobierno frente a los comicios de la segunda vuelta del 11 de abril.

El Consejo está alistando los detalles de este evento que se realizará en Guayaquil, para lo que se contrató a la cadena televisiva TC Televisión, que tendrá a su cargo la logística y que será la matriz de la cadena nacional por la cual se hará la transmisión para los medios de comunicación.

A $ 180.000 asciende el costo de los debates presidenciales

Este debate tiene el carácter de obligatorio, pues está contemplado en el artículo 202.2 del Código de la Democracia, en el que se señala que se deberán realizar tanto para la primera vuelta como para la segunda. Y se debe realizar tres semanas antes del día señalado para cada elección.

En ese propósito, ayer, el pleno del Consejo aprobó la integración del Comité de Debates, que se encargará de proponer a los consejeros la modalidad y los moderadores, y también elaborará las preguntas para los presidenciables.

PUBLICIDAD

Los actores elegidos son Andrés Checa, un académico en relaciones internacionales; Caterina Costa von Buchwald, abogada y que es parte del grupo industrial Poligrup; Valeria Coronel, catedrática de la Flacso; María Paz Jervis, abogada y catedrática de la Universidad Internacional SEK; Paúl Palacios Martínez, graduado en Administración de empresas, laboró en grupos empresariales y es presidente de la firma Palacios-Martínez.

Según se conoció, cada consejero postuló a estos ciudadanos, tomando como base su experiencia laboral, sus estudios y cualidades como la ‘ecuanimidad e imparcialidad’.

El consejero José Cabrera explicó que “la forma se va a modificar” y estas definiciones se anunciarán el fin de semana.

Informó también que está previsto que tenga una duración de una hora y treinta y cinco minutos.

“Estamos trabajando en que sea un verdadero debate, y no solo una exposición de ideas. Que sea un debate ideológico, que es lo que la ciudadanía espera. El formato va a ser diferente entre los dos finalistas”, precisó, aunque no adelantó más detalles.

Los consejeros reconocieron que los encuentros que se efectuaron el 16 y 17 de enero pasado, en los que participaron los 16 candidatos presidenciales que corrieron en los comicios del 7 de febrero, fueron una exposición “de declaraciones”.

PUBLICIDAD

Por ello, según la presidenta del Consejo, Diana Atamaint, el pleno está realizando ajustes al manual que se emitió para la primera vuelta del 7 de febrero.

“Los técnicos están trabajando en los ajustes a este manual que va a ser socializado a los candidatos y organizaciones políticas, y el objetivo es darle fuerza al debate como es el pedido de la ciudadanía para que no quede solo en el planteamiento de propuestas y de ideas como ocurrió en la primera ocasión”, comentó Atamaint.

Para esa ocasión se elaboraron 64 preguntas que respondieron los candidatos, y como moderadores participaron los periodistas Ruth del Salto y Andrés Jungbluth.

Restan nueve días para que se realice esta controversia, y el CNE espera que para esa fecha el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) haya resuelto el recurso subjetivo contencioso que presentó el candidato presidencial de Pachakutik (PK) Yaku Pérez Guartambel, quien sospecha que hubo un “fraude electoral” que afectó su votación.

Él pide a los jueces que hagan un recuento de votos en 28.000 actas de escrutinio para demostrar su reclamo en contra de los resultados numéricos de la elección de binomio presidencial.

Mientras, de acuerdo con el escrutinio nacional proclamado por el Consejo el 21 de febrero pasado, los candidatos que “pasan” al balotaje del 11 de abril son Andrés Arauz, auspiciado por la alianza Unión por la Esperanza (UNES), y Guillermo Lasso, de la alianza CREO-PSC. (I)

Shape
Shape

explora más noticias